Viajar con perros a la playa. Cuidados y precauciones. turismo con perros

Noticias


A la playa con perro.

A los que tenemos perro nos encanta realizar todo tipo de actividades al aire libre con nuestra mascota, esto incluye dar paseos por la playa en cualquier época del año, pero es, ahora, con la llegada del buen tiempo y de las vacaciones estivales cuando hay que tener más precauciones a la hora de ir a la playa con nuestro peludo. No es lo mismo vivir en la costa y que nuestro perro considere la playa como un lugar más de paseo que acudir ocasionalmente o solo en vacaciones.

caminando-con-perros-en-la-playa

Poco a poco, hay mayor cantidad de playas en distintos puntos de España que permiten acudir con nuestro amigo o amigos de cuatro patas.

Antiguamente no existía la posibilidad de ir a la playa con tu perro en verano, hoy en día, los Ayuntamientos costeros no solo no miran hacia otro lado sino que inaguran cada vez más playas caninas, no olvidemos que los que viajamos con perro somos un colectivo cada vez más grande y, cómo no, generamos ingresos en los distintos destinos que visitamos.

Pero cuidado, hay que guardar ciertas precauciones para que nuestros animales no sufran lesiones, accidentes o quemaduras al llevarlos a la playa.

Precauciones, posibles peligros, prevención y qué hacer en casos de accidente.

- Cuidados durante el viaje

Con mucha ilusión solemos salir de vacaciones con nuestro perro hacia destinos, muchas veces de playa; tras un largo año de trabajo nos apetece relajarnos en algún destino turístico y tomar el sol, ahora bien, si viajamos con perro, debemos tomar más precauciones que las habituales a la hora de coger el coche y tomar carretera hacia nuestro destino.

Los perros u otras mascotas deben ir correctamente sujetos como ya hablamos en un artículo anterior "Consejos para viajar con tu perro en coche", debemos hacer paradas cada poco tiempo para que nuestro amigo estire las patas y haga sus necesidades, no le debe faltar el agua y, sobre todo, no se le debe dejar encerrado en el coche parado bajo ningún concepto, ni siquiera para tomar un café, en menos tiempo de lo que creemos le puede dar un fatal golpe de calor.

perros-jugando-en-la-playa

Si se puede, es mejor parar en áreas de servicio que dispongan de terraza o zonas de asiento con sombra, donde, no solo el conductor, hacer un descanso o comer; si no es posible, los habituales a viajar con perro tienen sus pequeñas rutinas, turnarse con los acompañantes para cuidar a la mascota o simplemente viajar con todo lo necesario para hacer paradas autosuficientes (un termo, un refresco, bocadillos...) y nunca dejar de vigilar a nuestro perro, un simple despiste puede ponernos en una situación complicada, ya que si nuestro can se pierde, al ser sitios desconocidos para él puede desubicarse con facilidad, si sucediera, procurad que vuestro perro, aparte del microchip, lleve una chapa o cualquier otro complemento identificativo con vuestro número de móvil.

- Cuidando al perro al llevarlo a la playa: antes de salir

Una vez que estemos en nuestro destino de vacaciones, toca ir a la playa, pues bien, no todas las horas del día son buenas para acudir con tu perro a la playa. Solo hay que usar el sentido común, las primeras horas y las últimas son las recomendables. Las centrales, igual que para los humanos, son perjudiciales para nuestros peludos.

Es recomendable llevar una mochila o bolso con todo lo necesario para nuestro can: un recipiente de agua o bebedero, comedero, con sus respectivas agua y comida, algún juguete, chuches, protector de almohadillas para sus patas, bolsas para recoger las necesidades del animal, entre otras cosas que el canino pudiese necesitar en la playa. 

Ya hemos dicho que evites ir a la playa con tu perro durante las horas centrales de un día calurosos, si no tienes otro remedio, debes protegerlo con cremas solares específicas para perros (no son válidas las de humanos), también muy recomendables para determinadas razas durante el verano, desde aquí insistimos, para un perro lo mejor del sol es la sombra, por lo que os recomenadamos llevar una sombrilla para el animal y utilizarla en la playa. 

- En la playa con tu perro. Cuidados.

Ya estando en la playa, lo primero que se debe hacer es buscar una zona sombreada donde tener el perro, aplicarle crema si aún no lo has hecho e incluso aplicarles protector de almohadillas para protegerle de la arena caliente. 

A la hora de jugar con el perro, debemos tener mucho cuidado y vigilar para que no se aleje de nosotros, evitando que se acerque al agua sin nuestra supervisión. Habrá muchos perros alrededor con los que nuestro can puede correr, jugar y divertirse como si estuviera en su parque habitual. De vez en cuando es recomendable interrumpir su juego y ofrecerles abundante agua.

golden-difrutando-de-la-playa

La arena puede ser un peligro para los ojos de nuestra mascota (por experiencia propia), por lo que es recomendable llevar suero fisiológico para lavarle los ojos y aliviarle las molestias (nunca frotarle) para después acudir al veterinario más cercano.

En caso de que el perro se bañe, es mejor elegir un lugar poco profundo, sin oleaje y sin piedras (cosas un tanto difícil en algunas playas caninas).

También es recomendable tener localizada la clínica veterinaria más cercana a nuestro lugar de vacaciones, no suele pasar nada, pero si ocurre es mejor acudir a un profesional de confianza.

Si eres un adicto a la playa y pasas horas seguidas en ella es recomendable que no te lleves a tu mascota, ella no disfruta como tú y hay muchas posibilidades de que ocurra un accidente o desgracia.

Si sufriera el temido golpe de calor hay que actuar con rapidez, ya que, en pocos minutos, puede terminar con su vida; lo ideal es ir al veterinario, pero como no siempre vamos a tener uno cercano, hay que colocar al perro en la sombra, ponerle agua fresca (sin obligarle a beber, se le puede humedecer la boca), refrescarle el cuerpo con agua fresca (no fría), no taparle con toallas empapadas, solo mojarle con nuestras manos o paños húmedos, si tenemos un cubito de hielo podemos pasárselo por las axilas e ingles, si tenemos alcohol podemos aplicarlo con un algodón o paño en las almohadillas..., y en cuanto mejore un poco llevarlo, sin dudar, al veterinario.

Otro de los accidentes más frecuentes en nuestras playas son las heridas y pinchazos producidos por los anzuelos de pesca, si ocurriera, acude al veterinario, no intentes sacar el anzuelo si no es una situación muy clara.

Cuida de tu perro, es tu responsabilidad.

perro-con-el-mar-de-fondo